miércoles, 28 de julio de 2010

Resistencia


En esta ocasión, el azar quiso que la familia Pérez Sánchez se sometiera a las pruebas de esfuerzo aplicadas, que incluían un escenario extraordinariamente estresado, resistiendo con cierta dificultad a dicho ensayo. "Era como probar un puente y colocar 60 camiones encima llenos de sacos de arena. No porque se vaya a pensar que van a pasar, sino para probarlo".

Ana Sánchez al levantarse cada acude a su cita rutinaria, el baño. Mientras está sentada sobre canto del retrete, siente el precipicio bajo sus piernas, no sin antes percibir cierto estremecimiento en su cuerpo, titubeando de si será capaz de llevar a cabo su quehacer diario.

Juan Pérez después de comer, se tumba en sillón. Mira cansado las llaves del coche que le esperan colgadas en la argolla, sujetas a su cadena. En algún instante a duermevela, piensa en retirar todos sus bienes y evadir no solo sus impuestos, sino él también.

La joven Inés Sánchez Pérez que prepara todas las mañanas su mochila antes de ir al instituto, observa con detenimiento sus cosas revueltas por la habitación y en ese momento duda de qué utilidad tiene lo que aprende, aspirándo a encerrarse en su cuarto escuchando música.

La abuela Ángela sentada en su sofá, ve y oye cualquier programa de la tele sin mirar y escuchar. Aguarda el momento en el que el deceso haga su gran aparición, dando el último respiro a su cuerpo pesado.

Cuando se observa a esta familia desde el ojo de una cerradura, se demuestra que su vida no es una previsión, es solo una prueba que ayuda a despejar dudas, midiendo la fortaleza de su sistema de ánimo y esperanza. Aunque a veces, solo se perciba la avidez de esfumarse y desertar.

32 comentarios:

  1. Una familia que bien podría ser la propia. cada miembro metido en su mundo, en su Yo interior con sus responsabilidades.Y los sentimientos manejando las situaciones. Ya lo has titulado muy bien tu post Lemaki.
    Besos wapa

    ResponderEliminar
  2. Todos los días es un camino de pruebas, superaciones, y todas esas cosas, que una o de dos, o no sirven de nada al resto del mundo, o quizás algún día, dentro de muchos años habrán dado lugar a un futuro mejor para la humanidad, eso ya es algo. Así que frente a la ignorancia del "servirá para algo esto que hago?", prefiero obtar por el "quizás así"... voy al baño a hacer mis quehaceres jajaj...

    Xau!

    ResponderEliminar
  3. esfurmarse y desertar es una opción, salvo en aquellos momentos en que nos llevamos con nosotros elproblema en la cabeza y, sin solucionarlo, no hacemos mas que repetirlo.


    bst

    ResponderEliminar
  4. Ante tus dudas, por si aún no lo has adivinado, Norma es mi mujer. Somos dos lesbianas casadas. Gracias por tu comentario en el blog y te encantará leer a este escritor.
    Besos wapa.

    ResponderEliminar
  5. Triste realidad de muchos mundos individuales y colectivos, respirar parece un castigo inevitable..no se busca no se encuentra el sabor, la sal de la vida..la vinculación y el afecto para mi es esa sal, ese mar de amor con tantas viscisitudes y tonalidades. ¿pero para que se resiste uno a vivir y amar? ¿de que se protegen? Superar el miedo, atreverse sin pensar, tomar la sal entre las manos y saborearla en cualquier momento. No importa que tu sal no sea la mia..mis saludos.

    ResponderEliminar
  6. Una visión genial de lo cotidiano. ¿Cuantas veces no nos plantearemos el sentido de nuestra vida diaria? Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  7. MMMMmmmm, sería un buen principio para escribir una novela...¿no crees?
    Un abrazo maja.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado; escribes muy bien. Ese ambiente familiar de meditación se parece al de mi casa algunos días ^^

    Besos y gracias por pasarte por mi blog!

    te sigo:)

    ResponderEliminar
  9. Lo cotidiano en su esplendor. Que suerte que vivo solo! Excelente relato!

    BESOTES!

    ResponderEliminar
  10. Mirar por la cerradura, es como estar de observador silencioso y una mirada abierta a ver lo que sucede.
    Interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Nunca he podido ver bien a través de las cerraduras. No soy buena voyeur.

    ¡Muá!

    ResponderEliminar
  12. Rosalía, gracias por tu visita, recomendación y aclaración.
    Un Yo interior que a veces desea huir y buscar otra vida.

    Un saludo.

    *

    xTo=-vs-=naRco, creo que todo lo que hacemos sí servirá para el futuro. Nosotros somos la herencia, los hechos de parte del pasado. Gracias por tu comentario.

    Un saludo.

    *

    Díadereyes, muchas gracias y gran beso.

    *

    Liliana, gracias por ese sabor y sal de la vida. Sin estos ingredientes, el miedo no se disuelve y evapora. Gracias por tu comentario.

    Un saludo.

    *

    Vázquez74, todos los días aunque nuestras rutinas son las que hacen prevalecer todas las dudas. Gracias por tu comentario.

    Un saludo.

    *

    Norma, encantada de saludarte.

    Un saludo.

    *

    Alma Errante, ese ambiente es tu/mi casa... gracias por tu comentario.

    Un saludo.

    *

    Stanley Kowalski, eres persona inteligente... je,je,je. Lo cotidiano da esplendor, es muy cierto. Gracias por tu comentario.

    Un saludo.

    *

    Cecy, mirada de un tripulante de un avión, encargado de la exploración y el reconocimiento. Gracias por tu comentario.

    Un saludo.

    *

    Espérame en Siberia, es como ver una película: aprendes, reflexionas, llegas a alguna conclusión o surgen más dudas... gracias por comentar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Sobre el hombro
    llevo un pesado equipaje
    tejido con los hilos de la fantasía
    del color de las estrellas
    que me han ido hipnotizado

    su interior esta vestido
    con el glamour
    de las sedas carmesí
    bordadas con las plumas
    de la libertad del pensamiento

    hoy me acerco
    y en silencio te invito
    a que te saluden
    los trémulos lirios
    de las altas colinas

    ellos en mi nombre
    y en el suyo propio
    te felicitarán
    el presente fin de semana
    entre calurosos aplausos

    y tus densas pestañas
    que con sublime
    candor te miman,
    se sentirán desvalidas
    al recibir el suspiro del viento
    como despedida.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  14. Está muy bien pensado, Lemaki, supongo que lo habrás hecho inspirada en las pruebas de estrés de los bancos. Sí, ¿cuántos de nosotros mantendríamos la calma si nuestra vida fuera un poco más difícil? ¿y un poco más difícil aún? ¿y un poco más?

    Cuando vienen tiempos malos es duro mantener el sosiego: queda interesante la respuesta de los miembros de la familia Sánchez.

    ResponderEliminar
  15. todos cargamos un peso a nuestras espaldas, de como lo llevemos depende nuestra felicidad.

    bicos,

    ResponderEliminar
  16. un abrazo de paz
    muchas gracias por la huella
    sé siempre Bienvenido/a por mi espacio de letras

    los relatos tienen mágia
    en lo simple y cotidiano encontramos grandes lecciones y luces de vida
    Felicitaciones

    hay que hacerse de nuevo cada día,es un verso de una canción que en la época de los 80 un grupo cantaba...y hoy en tu certero trabajo me la has recordado a través de los personajes

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  17. gracias por tu comentario.
    me quedo leyendo tu blog ahora!
    Abrazo

    ResponderEliminar
  18. Muchisimas gracias por tu comment...
    (Tienes un bonito blog... volvere)

    Feliz finde.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Hace poco que has empezado tu andadura por Aventuras para mejorar el alma. Te acompañaré en el camino, junto con los demás. Seguro que los pasamos bien :)

    Esta vez la cerradura, nos llevó a curiosear la rutina de una familia cualquiera en un día cualquiera. A ver que nos muestra en sucesivas miradas... que soy muy curiosa, ja, ja, ja.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Que interesante mirada... me recuerda a algunos familiares, que viven solo porque estan en situacion de respirar... pero no por eso les vamos a cortar el aire. Buen relato... gracias por la visita... aqui me quedo.

    Saludos...!!!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Lemanki, vine a conocerte y me gustó mucho lo que leí.

    Tu blog es una obra de arte, y tu entrada una muy buena observación sobre el accionar de una familia o seres humanos que conviven. Creo que la fuerza del relato está en el cierre. Allí me quede a reflexionar.

    Gracias por tu visita. Te sigo.

    ResponderEliminar
  22. El desánimo cotiniano es una tenaza que llega a hacerse insoportable...

    Un placer bonito conocerte y conocer tu espacio bloguero. Por supuesto, volveré.

    Saludos, Lemaki!

    ResponderEliminar
  23. Yo soy muy comodo y ya he pasado por todas las circunstancias, no solo mias, sino de la familia.
    Creo que ha llegado la edad de borrarme.
    Un besi

    ResponderEliminar
  24. Grcxias por tu visita a mi blog. Alli te espero siempre.
    Cariños

    ResponderEliminar
  25. Así es la vida, pero desertar ¡jamás!.
    Salud2.

    ResponderEliminar
  26. Buena mirada la tuya.
    Real como la vida misma.

    Los futuros de todos ellos son amargos (y los nuestros también).

    Pero aquí seguimos.
    Reptando, escribiendo, quejándonos, buscando algo que no vendrá, vendiéndonos por escasos momentos de alegría, y así día tras día hasta el game over.

    Me ha gustado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. No es mala estrategia la de leer poemas alternándolos con baños en la piscina.

    Así se baña usted por fuera y por dentro.
    El corazón también necesita bañarse de vez en cuando.

    Que lo disfrute.

    Saludos.

    (He pasado al usted en justa correspondencia)

    ResponderEliminar
  28. :) he leído algunos de tus comentarios, por ahí... :) y me ha encantado tu avatar (encantar es poco: chifla, mejor:), así que me he pasado por aquí :) te sigo en tus aventuras :)) feliz día :)

    ResponderEliminar
  29. Que vida la de la familia Sánchez!!! ufff

    Gracias por pasar por mi Almacén, y te agrego a mis amigos.

    ResponderEliminar
  30. bien podria ser el espejo de muchas familias....realidad o ficción

    ResponderEliminar
  31. Paso a saludarte y a la vez a despedirme porque voy estar descansando en principio todo el mes de agosto.

    Solamente va a permanecer en activo Mis caricias del alma, para no dejar todos los blogs privados del roce de los amig@s. En el momento que alguien deje su sello, lo saludaré gratamente complacida desde la distancia.

    A mi regreso volveré a reencontrarme contigo haciendo acto de presencia, para seguir cultivando la fuente que nutre nuestra amistad a través del dialogo, cambiando impresiones al calor de la tolerancia, y en buena armonía como hasta estos momentos.

    Felicitaciones para todos aquellos que ya han disfrutado de sus vacaciones, como para quienes las están viviendo en estos días y han tenido la delicada atención de pasar a visitarme.

    Un cálido y afectuoso abrazo acompañado de una rosa blanca para ti amig@, por cada uno de los días que me encuentre ausente, ya que te llevo presente en el interior de uno de los archivo de mi corazón.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  32. Lemaki, tengo unos vecinos muy parecidos a los Perez Sanchez; cada cual va armando su vida como le sale. El tema es seguir dando pelea.

    Un beso.

    ResponderEliminar