miércoles, 8 de diciembre de 2010

Mutismo




Arturo Montoto


Los días de aquel año avanzaron a distinto ritmo. Hubo días junto con semanas que durante el verano transcurrieron a un ritmo muy rápido. Sin embargo, en algunas semanas del invierno y la primavera, la probabilidad de cambio tomó las riendas de su existencia, fijando la velocidad de crucero de sus jornadas.

Y ahora se encontraba a punto de finalizar un año más, con premura por localizar el equilibrio con el medio, teniendo en cuenta las condiciones de su entorno. No obstante, comenzó una poda de formación con el fin de conducir el desarrollo de su vida, desde lo más insignificante a lo más notable y fundamental, para que su crecimiento posterior fuera progresivo y equilibrado. Y así emprendió su tarea descubriendo las nuevas metas: acepta lo que no puedes cambiar, afronta la situación con valor, no pienses tanto, sé honesta y firme, conserva la calma, sé considerada, vuélvete un elemento conciliador, no te dejes afectar por los demás, baja el nivel de expectativa...

Tanto cortó, apartando aquellas acciones, maniobras que dificultaban su actuación diaria, que llegó a seccionar sus articulaciones. Al principio, se percató que sus hombros, codos, rodillas, caderas no se agitaban y movian con la misma soltura de siempre. Poco a poco, esa parálisis llegó a los órganos de la voz, con la imposibilidad de una pronunciación clara. La poda fue excesiva, provocando un mutismo voluntario.

Aquella extraña inhibición del habla destapaba un nuevo ciclo para el año que estaba por llegar: sobre todo en situaciones sociales, le llevaría a comunicarse mediante gestos, a través de afirmaciones y negaciones con movimientos de cabeza y en contadas ocasiones, utilizaría monosílabos y expresiones cortas.


El silencio, ¿un mutismo? ¿Musita el horizonte o tu propio interior?
Griterío ese árbol de la caoba, ¿harina o tu propio interior?
Lo salvaje ¿esos tigres en oasis? ¿dormidos? ¿o tu propio interior?
Te escuchas… ¡tan lejano!… ¿eres tú lejanía o tu propio interior?

Francisco Pino

58 comentarios:

  1. Se exigió demasiado a sí misma. Automutilación de la libertad del alma, al derecho de equivocarse y no ser perfectos.
    Oliva, besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor que podemos hacer es intentar seguir viviendo y disfrutar de lo que tenemos a mano; por ejemplo y especialmente, disfrutar del placer del lenguaje. Lo primordial son las frases.

    "Lo que me gusta de tu cuerpo es tu boca, lo que me gusta de tu boca es tu lengua, lo que me gusta de tu lengua es la palabra".

    Cuentos. Amy Hempel

    ResponderEliminar
  3. Una poda en demasía llegará a secar al árbol; si se adentra mucho puede no recuperarse. Esta es la época adecuada para hacerlo, cuando la savia duerme.
    Es hermoso hablar con gestos; lo que quede del cuerpo sabrá hacerlo.
    Que guapa eres, Oliva
    Un abrazo

    Ío

    ResponderEliminar
  4. Los gritos del silencio.....maravilloso!

    Gracias por tu visita y por dejarme tu huella.

    Un abrazo con el cariño de la amistad.

    _Charo Bustos Cruz_

    ResponderEliminar
  5. Se volviò la momia.

    A veces pasa eh?

    Buen texto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pensándolo bien, no estaría nada mal una temporada de comunicarse sólo con la mirada.

    Ahí decantarían quienes nos bien conocen, y quienes se dejan llevar por las palabras.

    Sí que es original.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola Oliva, me gusta este nombre pienso en la novia de Popeye.

    Bueno el relato que nos compartes, como todos los que dejas.

    beso.

    ResponderEliminar
  8. Has dado en el clavo con una de mis pesadillas, hay demasiadas razones que nos harían enmudecer para siempre...sin embargo, no deberíamos consentirlo.
    Aunque siempre he creido que el silencio es un gran aliado ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Oliva-lemaki, cuantos están así en el entorno laboral, amputados como muñecos con criterio disimulado, sin poder expresarse y habiendo perdido su esencia. He trasladado tu relato al ámbito laboral que es donde más tiempo pasamos y más nos relacionamos pero podría aplicarse al mundo de la pareja, amistades, familiar...ostras, que buen relato.
    Saludos maja.

    ResponderEliminar
  10. He leido un par de veces... y de nuevo... me encanta... Cuanta verdad hay aqui, en esos silencios autoimpuestos, o autoinflingidos, en esa censura cotidiana, en la "poda" de las libertades en la expresion...
    Detras de las palabras hay fuerza, y una intencion... Imagenes y significados.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Si podamos la palabra y nos instalamos en el silencio es muy posible que el camino se vuelva pedregoso

    Sólo existen momentos de mutismo fingidos y como todo fingimiento es puro dislate.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Ese silencio me parece maravilloso.
    Total, en las reuniones sociales no suele haber conversaciones inteligentes.
    Como mucho mentiras, exageraciones, críticas a los ausentes y mucha envidia contenida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Maravilloso, tal y como nos tienes acostumbrados. Pero es un fragmento de algún autor o es de tu cosecha?? Me pierde un poco los nombres ;)
    Sea como sea, magnifico. Gracias por regalarnos estos fragmentos de vida

    ResponderEliminar
  14. Se que me espera un año duro, sobre todo a nivel familiar, pero creo que estoy preparada para afrontarlo, y la lectura es uno de mis medios de escape para no caer en una nueva depresión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Impresionante relato... si nos desprendemos de la voz, quizás lleguemos a la esencia, a lo más puro de nosotros, a lo que nos hace básicos y animales (en el buen sentido de la palabra)...
    Y el paso del tiempo no es más que ese aprendizaje.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. No hay peor amputación que la que uno se impone voluntariamente o bajo unas circunstancias. El ser humano no fue creado para vivir en silencio, si no careceríamos de lengua, de manos, de todo lo que nos ayude a expresarnos.
    Besos wapa.

    ResponderEliminar
  17. La perfección esta sobrevalorada, ser humano es, ser defectuoso, sino en alma en cuerpo. Hay veces que te enamoras mas de un defectillo que de no encontrar ninguno. Querer hacer todo lo mejor posible y de una manera acelerada es dañino para la persona que lo hace y para los que la rodean. Una persona perfecta en cuerpo y alma para mi tiene un defecto... es perfecta aparentemente. Me ha encantado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. ¡enhorabuena por este relato!, me ha encantado, oliva, es muy de mi gusto personal: un toque de realidad y otro de disparate pero que seguro que encierra mucho de ti misma.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  19. Precioso e impacatante relato...yo por mi parte hago mutis...lo has dicho todo.

    Enhorabuena.

    Besos.

    Arwen

    ResponderEliminar
  20. suele ocurrir que venimos inmersos en una vorágine que arrolla lo que sea y de repente empezamos a podar y nos vamos al otro extremo.

    soy de las que piensa que siempre es mejor buscar el punto conciliador pero aunque eso no estuviera en nuestras manos, la vida misma a veces nos suele indicar el camino

    lo unico malo es que estemos distraídos

    besos Oliva, post reflexivo si los hay

    ResponderEliminar
  21. Cuando pillamos las tijeras de podar nos engolosina a veces demasiado, así llegamos a dañar la planta e impedimos un desarrollo adecuado o la matamos. Para podar hay que ser bastante experto o no muy exigente en resultados, sobretodo si lo hacemos a fin de año.
    Besos mi oliva verde

    ResponderEliminar
  22. Hola Oliva

    Qué tristeza más grande tiene que haber en el interior de ese alma para llegar a semenjante mutilazación, física, espiritual, anímica.

    Espero no quedarme nuncamuda, ni llegar a tales extremos ;).

    Bonita entrada, hace pensar y eso me gusta.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  23. sí, creo que a veces nos emocionamos demasiado con las tijeras, es como con el pelo, menos mal que luego vuelve a crecer :)
    a mí también me parece una idea bonita lo del amigo invisible bloguero :)) un abrazo muy grande!!! :))

    ResponderEliminar
  24. ufff me recordaste la película "Jhonny cogio su fusil".

    Me haces pensar, niña :)

    te dejo abrazos silenciosos (que no silenciados)

    ResponderEliminar
  25. Aishh... esta muy bien el relato, pero a mí me da una angustia eso de no hablaaaar!!!

    Besos sileciosos desde el abismo

    ResponderEliminar
  26. Las metas que enumerás a veces creo que debo proponérmelas.

    Días de balances inevitables.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  27. Ahora que se edita de nuevo a Paco Pino haces bien en traérnoslo.

    ResponderEliminar
  28. Ay oliva.
    ¡Me quieres matar de risa!

    "...Estoy de acuerdo con Nomás por funciones (lo siento, es google traductor; por fin he entendido qué significa...)".

    No va por ahí no...
    Tiene una pequeña pero bonita historia que algunas personas ya conocen.

    Quid pro quo: explícame lemaki y conocerás nomás por fun.
    En el blog que prefieras.

    ResponderEliminar
  29. Con tantos recortes, se fue olvidando de vivir. El medio a veces se torna tan perverso que te guardas en el mas absoluto silencio, salvar el alma debe ser el camino, para no terminar en una parálisis.

    Impresionante.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  30. Fin de año, época de balances y promesas de nuevos propósitos para el año que está por llegar.
    Hay que ser crítico con uno mismo en positivo y si algo negativo hay, intentar mejorarlo. Pero basta de extremos y criticas agresivas y desmesuradas que a nada bueno conducen.

    Bss.

    ResponderEliminar
  31. has seleccionado un texto que no es para leer de prisa, no.
    dedicarle dos lecturas. Y, quizá, una tercera, levantando la vista y perdiéndola en el horizonte un rato,
    para pensar.

    ResponderEliminar
  32. Un texto justo para los días que aparecen en el calendario de estos momentos..

    "utilizaría monosílabos y expresiones cortas."

    Los vengo usando desde hace mucho tiempo, adoro el silencio de palabras humanas no pronunciadas...

    Un placer como siempre, ¿Lemaki u Oliva ahora?
    ^^

    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
  33. La tiranía de la mente no tiene límites. Está claro, un cerebro ciego no necesita ojos ni órganos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. LLega el fin de año, nuevas promesas, nuevas ilusiones, ¿las cumplimeros? ¿nos llegarán? lo más seguro es que cada día que pasa somos más viejos, mas apagados en el movimiento y la voz. pero... la vida sigue y hay que intentar por todos los medios ser felices.
    Un beso

    ResponderEliminar
  35. Muy bonito e intenso, yo tengo una vida muy agitada y vivo muy deprisa, a veces hasta me da miedo la velocidad de los dias de los meses y ahora que lo pienso mejor de los años, pero no tengo otro remedio que subsistir. Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  36. Muchas veces somos demasiado exigentes con nosotros mismos y terminamos pagando conseecuencias dolorosas. Yo creo que los balances son buenos pero debemos juzgarnos con delicado afecto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Lo admito: crío un tigre. Dormido a veces. No poda nunca. Nada. Mueve la cabeza. También emplea monosílabos y expresiones cortas. No hace memoria. Pero tiene memoria.

    Y habría titulares para explicarlo mejor.

    Pero las fuerzas me flaquean.

    Bicos gráficos

    ResponderEliminar
  38. Magnifico, muy bonito!
    Escribes muy bien, gracias por deleitarnos.
    Un saludo, Unai.

    ResponderEliminar
  39. Oliva, muy buena metáfora de la vida,buen relato.

    Saludos

    ResponderEliminar
  40. Me identifico, demasiado, con tu texto.A veces por no sufrir, o porque crees que así mejorarás te automutilas y pasas a no saber comunicarte.El problema también es cuando te encuentras a gusto no comunicándote.

    Besos y buen finde!!

    ResponderEliminar
  41. No está mal una poda de formación de vez en cuando. La poda prepara el árbol para una mejor fructificación, pero si te pasas, es muy posible que acabes con su vida y se seque. Y no hay pero cosa que ver algo yerto.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  42. Muchas veces hablamos sin tener nada que decir, o para decir cosas sin importancia, por eso, a veces, es preferible el silencio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. Interesante relato
    con mensaje para reflexión,
    me encantó

    ResponderEliminar
  44. felicitaciones Oliva
    un relato que tiene mucho de real y de buena ficción
    llegar a silenciar en absoluto es a veces un tremendo gesto de autocontrol

    no hay peor loca que la boca es un dicho que por acá se dice:))

    besitos de luz
    feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  45. y porque la imagen que acompaña es en color, más fuerza tendría la cosa si fuese en blanco y negro, aunque mejor así

    ResponderEliminar
  46. A mi me gusta o mucho silencio o nos vamos de fiesta....soy de extremos.
    Muy interesante relato.
    Besos para ti Oliva.
    mar

    ResponderEliminar
  47. difícil decisión al punto mutilarse y quedar en silencio, aunque mil veces mejor si no hay nada bueno que decir

    ResponderEliminar
  48. Y llegará un nuevo año, y con él nuevas ilusiones y viejas esperanzas que arrastramos, seguiremos soñando con quimeras, con viejos sueños por cumplir, y más allá de los silencios gritaremos nuevas melodías.

    Besos, Oliva.

    ResponderEliminar
  49. Si "la poda de formación" te lleva al mutismo es qeu no hay nada importante que decir, que se ha reducido la palabra y la voz a la esensialidad.. hace falta mucho mundo interior, mucha seguridad para llegar a ese convencimiento.. un saludo

    ResponderEliminar
  50. Ni mi lejanía ni mi propio yo. Soy el que se mira en el espejo y no siempre se reconoce.


    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. Muy bueno.

    Todo un arte, la poda. Si no se hace bien, se puede dañar el árbol de forma irreversible. Pero algo hay que hacer cuando no nos gusta cómo crecemos.

    ResponderEliminar
  52. con el tiempo he ganado y he perdido
    he ganado en fondo y perdido en sprint
    he ganado en continuidad y perdido en altibajos
    he ganado en asertivo y perdido en intuitivo
    he ganado y te he perdido




    bst

    ResponderEliminar
  53. Me gusta lo que escribes, me gusta lo que seleccionas para el blog porque demuestra tu buen gusto y me gusta el nuevo nombre. ¿Es el auténticvo?
    CaRIÑOS

    ResponderEliminar
  54. Quizás de tanto querer recortar se quedo si nada en él que valga la pena ser expresado...
    Un abrazo.
    PD (y con un poco de retraso...):Vivía en España,pero las circunstancias me han obligado el mes pasado a volver a mi tierra para intentar rehacer aquí mi vida.

    ResponderEliminar
  55. En estas fiestas tan entrañables,
    en las que vivimos la ilusión y
    recordamos a los que ya no están,
    con mis mejores deseos de felicidad
    deseo pases una feliz Navidad,
    junto a tus familiares y amigos.

    ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar