lunes, 20 de diciembre de 2010

Superar pruebas



David Hammerstein


"Creer que la mujer es el sexo "débil", inferior al hombre, es un error. Las mujeres nos superan en todo menos en una cosa: el mal rollo de envejecer. En inteligencia, resistencia, criterio, determinación, nos superan. Sólo en la etapa de la vejez el hombre logra llevar su deterioro mejor que la mujer. En algo teníamos que ganarlas".

Esa semana, su esposa decidió hacer el boicot de la carne y el único amparo posible, él lo encontró entre "las hermanitas de la caridad". Conocía las estadísticas entre una de las poblaciones más civilizadas: los suecos. Teniendo en cuenta el clima, la comida que tienen y el haber prohibido la prostitución, se suicidaban más que nadie. Descubrió lo que hasta entonces para él era desconocido: hasta los animales, algunas especies de pingüinos, intercambian sexo por piedras adecuadas para la construcción de nidos. Aquello le ayudó a encontrarse menos culpable.

Para no sentir que había cometido un delito, recordó que en Babilonia todas las mujeres tenían la obligación, al menos una vez en su vida, de acudir al santuario de Militta, para practicar sexo con un extranjero como muestra de hospitalidad, a cambio de un pago simbólico. Sus sacerdotisas, que se habían consagrado vírgenes al servicio del templo, fornicaban con aquellos que habían dejado en el templo una ofrenda económica a la diosa.

Y continuó reflexionando: "Los griegos, desde Parménides, cometieron el error de postular que la realidad es racional. No lo es. Toda la física del siglo xx está demostrando que el mundo, la materia, los átomos, la energía, no se comporta de modo reacional"."El cerebro está organizado con una complejidad muy superior a la información con que tratamos de entenderlo. Lineal es 2+3+7=12 o sujeto-verbo-predicado; con eso se escribe, se filosofa, se construyen coches y se toma un tren con puntualidad, pero no se entiende el mundo".

Así es como él entendía su relación: reconocía la superioridad de su mujer, como la del agua sobre el fuego, pero se confesaba incapaz de entenderla y de “obedecerla” para conseguir el buen funcionamiento de la vida en común. La veía como la que realmente rompe, seduce y manda… y a él, sólo le quedaba la impresión de que podía tomar la iniciativa, algo de lo que también ella haría uso.


Basado en el libro "Sobrevivir a un gran amor, seis veces" Luis Racionero.

57 comentarios:

  1. El lado bueno de la mesa

    La tigresa eslava
    (así la presentan)
    toma cada noche
    vodka con tranxilium.

    No olvida el camino
    de amor y rechazo
    que la llevó al podio
    donde hace de stripper
    o actriz del deseo.

    El viaje fallido
    condujo a las barras
    de oscuros locales
    cruces de extrarradio
    ciudades sin playa
    donde baila danzas
    que fingen la muerte
    mil veces fingida
    y olvidan la vida.

    Plataformas rojas
    brillantes sostenes
    y príncipes púrpura
    con manchas de aceite
    y una sola historia
    en busca de arcenes
    donde despeñarse
    por los precipicios
    del antiguo goce.

    La boca entreabierta
    sin hablar apenas
    en la larga noche
    agita extensiones
    la tigresa eslava
    espera que suene
    una sesión más
    la canción de cierre.

    El gato que está...
    (Ruido de camiones)



    En mi trabajo escucho historias.
    La mayoría no son alegres.
    Esta, versificada, es una de ellas.

    No olvido lo afortunado que soy por estar, en este momento, en el lado bueno de la mesa.

    ResponderEliminar
  2. Aún no logro entender a las mujeres, lo he intentado, lo intento pero no lo logro...en eso reside cierta magia también...

    ese fue el sabor que me dejó el texto.

    ¡Abrazo Oliva!

    ResponderEliminar
  3. Los hombres hablansiempre de "entender" a las mujeres.
    A la mayoría de las mujeres, nos basta con "querer" a los hombres.

    Realmente, tampoco yo me entiendo muchas veces ¿y qué?

    ResponderEliminar
  4. Muy buena entrada,Oliva.Viendo desde la distancia y con objetividad es muy posible lo que se dice

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. ¿Sexo débil?, ja-ja-ja.
    Nosotras superamos las pruebas de la vida mejor que nadie.
    Muchos besos Oliva.

    ResponderEliminar
  6. Por mucho que intente justificarlo, no se justifica la pérdida de dignidad que es la prostitución, si antiguamente se entendía, también se justificaba la esclaviturd. No creo que sea cuestiónd e quién es más débil o fuerte, es cuestión de personalidades, independiente de su género.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Cuando el ser humano se empecina en buscar excusas valederas para hacer el mal o saltar las barreras de su conciencia, lo logra. Las conciencias también se pueden ablandar.
    Felices fiestas.

    ResponderEliminar
  8. Parece que las mujeres siempre debemos demostrar más, pero no somos el sexo debil, somos fuertes en la mayoría de los casos.

    Me ha gustado tu escrito.

    Abrazo,

    ResponderEliminar
  9. Yo nunca he pensado que la mujer es el sexo débil, al revés.

    Sirva como ejemplo la cena de Nochebuena. En muchísimos hogares de este país, es la mujer quien se encargará de que todo esté a punto para esa cena y a buen seguro que además de prepararlo todo, habrá tenido su jornada laboral de rigor. Seguro que en casa le han echado un mano, pero el peso principal de organizar el evento se lo ha llevado ella. ¿Cuantos hombres estarían dispuestos a organizar el evento despues de una jornada de trabajo aunque se les heche una manita...? Los habrá, sí, pero no muchos.

    Me gustó especialmente el tema de hoy, Oliva.

    Bss y que pases felices fiestas.

    ResponderEliminar
  10. no hay que clasificar y decir: yo soy ésto y tú aquello, hay que unir, conjugar, juntar, lo tuyo con lo mío.

    y lograr un equilibrio, válido, única y exclusivamente para dos.

    biquiños.,

    ResponderEliminar
  11. Fantástica entrada Oliva, creo que la mujer es un gran ser humano, ni superior, ni inferior al hombre y sobre el hecho de envejecer creo que es un tópico que señala a la mujer pero tampoco hay que generalizar, habrán personas que lo lleven bien y otras por contra que lo lleven mal...muy buena reflexión.

    Besos.

    Arwen

    ResponderEliminar
  12. Muy buenas Oliva, acabo de leer tu comentario en mi blgo, muchas gracias por tu visita.

    Queria comunicarte que he transladao el blog a la siguiente dirección, para que no me pierdas la pista y creas que he abandonado el blog.
    http://www.urbexpain.com

    A mano derecha tienes para registarte y seguirme desde la nueva página.

    Disculpa la charla, ya creare un tema en el blog redirecionando ;)

    Un saludo y FELICES FIESTAS!!

    ResponderEliminar
  13. la tradición, durante siglos, nos ubicó en el lugar de "sexo débil", nosotras simplemente siendo mujeres hemos demostrado dónde nos corresponde estar

    podría enumerar mil cosas que muestran a las claras que jamás lo hemos sido pero sé que todos lo sabemos, asique nada de debilidad sino todo lo contrario

    y lo de la supresión de la carne, realmente creo que no es la solución. Honestamente pienso que con una decisión de esas ambos se ven afectados, me pregunto porq algunas mujeres consideran que ese es el camino adecuado y no una buena charla aclarando puntos en discordia

    besos Oliva y un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Ni más fuerte ni más debil, somo como somos. Habrá mujeres que lo sean, hombres que también.
    En el término medio estaría bien la cosa, nadie más ni menos que el otro, si no complementarios.
    Aunque claro, esto es solamente una utopía.
    Muy bueno, Oliva¡¡¡
    Feliz Navidad, besos

    Ío

    ResponderEliminar
  15. El texto es interesante, pero generaliza.

    Generalizar, es simplificar.

    No todos los hombres son de una manera determinada, o las mujeres de una forma.

    Es imposible englobar a la especie humana en un molde.

    Que dios te bendiga. Felices fiestas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. No estoy de acuerdo que las mujeres envejezamos peor que los hombres... tampoco en la superioridad de ninguno de los dos géneros. Somos diferentes, sí; pero ninguno es mejor que el otro.
    Felices fiestas, Oliva y un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  17. En estas fiestas tan entrañables, con mis mejores deseos de ilusión, paz y felicidad.

    ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. ¿Débil? jajaajaja... déjales que lo piensen y mientras sonríes ;D

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  19. Las mujeres inuit en la actualidad practican en su propia casa lo que propones en el párrafo tercero.

    ResponderEliminar
  20. ¿Que los hombres 'envejecen mejor' que nosotras? ¡¡claro y por eso se van con jovencitas ¿no?!!

    Sí que es cierto que, puestos a poner excusas (valga la redundancia), no hay quien les gane.

    Interesante relato... tal vez debería buscar el libro :)

    abrazos 'empapados de lluvia'

    ResponderEliminar
  21. las mujeres no sólo no somos el sexo débil sino al contrario:somos la mano que mueve y mece el mundo

    ResponderEliminar
  22. Quizás el "mal rollo de envejecer" de las mujeres se deba al bombardeo constante, cultural y publicitario, de que siempre debe estar hermosa, perfecta. Si este bombardeo fuera dirigido a los hombres, quizás fuesen ellos los que también se sumaran al mal rollo de envejecer...

    Genial el texto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. De débiles na de ná...ellos son los débiles no tienes más que verlos cuando se ponen malitos, son insoportables...y como ha dicho alguien más arriba, llevamos el peso de todo, del hogar, del dinero, de los hijos.....si lees mi última entrada verás lo que me pasó recientemente con mi churri...¡tienen una cara que se la pisan!
    Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  24. Yo que soy mayorcito, crecí bajo el mito de el eden sueco, según pasó el tiempo mi generación se dió cuenta que todas las flores tienen espinas, muy bueno el post de hoy, muy interesante y bien llevado.
    Un beso y te deseo que pases felices fiestas.

    ResponderEliminar
  25. ¿Quién habrá sido el pobre inocente que nos consideró débiles?

    Buen texto.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  26. Por si te apetece seguir bailando...y sonriendo.

    http://www.youtube.com/watch?v=hCBX_lTKz3k&feature=related

    ResponderEliminar
  27. Que curiosos razonamientos los de este David Hammerstein... Me ha sorprendido. Supongo que todos intentamos justificarnos ante nosotros mismos amparándonos en que "es lo normal" y lo que todo el mundo hace.
    Pero esas diferencias que unen y separan a las personas (parejas también) no deja de sorprenderme.

    ResponderEliminar
  28. Que me asalta una duda:
    En una primera mirada creí que David Hammerstein era el autor del texto que tú habías resumido o extractado.
    Luego pensé que era el autor de la ilustración.
    Luego fui a google, y me dice que es un eurodiputado de los verdes!!

    ResponderEliminar
  29. Muy curioso texto, me quedo intrigada y con preguntas.
    A veces las conciencias se "rediseñan" para cobijar lo que nos interesa, ¿no?.

    Me gustó mucho el texto, Oliva

    Un saludo

    ResponderEliminar
  30. Interesante texto.. y que cada uno lee e interpreta a su gusto o "incomodidad!... vaya cosa.
    Yo nunca e intentado entender a otra persona, si a entender lo que dice o expresa... pero a la persona prefiero conocerla... no creo en diferencias importantes entre hombre o mujer, mas alla de la fisiologia.No siento inferioridad en ningun tema, ni superioridad... puesto que he adoptado como principio decir que: No soy ni mejor ni pero que tu, solo soy distinto.

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Yo creo que somos diferentes, pero no cerebralmente, que también... si no hormonalmente, que es lo que nos hace el periplo de ser distintos...

    Besicos

    ResponderEliminar
  32. Como siempre una elección maravillosa. Porqué el cambio de nick? Me gustaba Lemaki, era muy original

    ResponderEliminar
  33. Muchas veces no me entiendo a mí misma, así pues, entiendo que los demás no me entiendan jajaja. Es así. Buenísima entrada (como siempre).

    Besos, Lemaki.

    ResponderEliminar
  34. Está muy bien,
    me lo he leído dos veces
    porque me ha encantado,
    mujeres y hombres
    qué gran reto

    ResponderEliminar
  35. La Nochebuena

    El año se está despidiendo
    para unos con alegrías
    y para otros con melancolías
    recordando a los ausentes
    que no estarán en este día...
    abrazando la Nochebuena.

    Habrá mesas que serán vestidas de gala
    con suculentas y variadas viandas
    disputándose entre ellas
    quien va a ser la primera
    en ser degustada...

    En otras por el contrario
    serán las lágrimas sus comensales
    quienes vayan abriendo la noche
    cubriéndola con palabras
    de triste soledad
    y contenido aburrimiento...

    Pero de un modo u otro
    la noche continuará su paso
    levantando las copas
    para brindar por el pasado
    el presente y un futuro
    que nos aguarda saturado
    de proyectos y anhelos diversos

    Entre ellos que haya paz
    y amor para tod@s
    reinando la comprensión
    y el entendimiento
    a través del dialogo...

    Y el más notable
    en este instante...
    ...felicitarte la Nochebuena
    y el nacimiento de Jesús.

    La que te estima y escribe...

    María del Carmen
    22-12-10

    ResponderEliminar
  36. Las mujeres son mas poderosas que los hombres en todo los sentidos. Un abrazo y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  37. Buenos días Lemaki, tampoco se trata de establecer una competencia continua en todo entre hombres y mujeres, somos simplemente personas cada una con sus virtudes y con sus defectos independientemente del sexo.Muy interesante el texto, en particular cuando hablas de las leyes simplistas a las que queremos reducirlo todo como si el mundo y las personas no fuéramos de por sí suficientemente complejos. Feliz Navidad y próspero año nuevo. Un abrazo
    Primitivo

    ResponderEliminar
  38. Convengamos que tratar de interpretar el mundo racional-imaginativo de la mujer es un ejercicio duro pero apasionante. :)

    Confieso que me gustan algunas costumbres de Babilonia. :)

    Un beso grande Oliva, con el deseo que tengas un feliz cierre de año y un 2011 maravilloso.

    ResponderEliminar
  39. Felices fiestas para ti también, querida niña :)

    Abrazos sin lluvia pero con viento viento

    ResponderEliminar
  40. Hola Oliva, te había visto con tu avatar tan gracioso...

    ese trajecito..

    y me quedo pues el escrito como todos los de Racionero... es genial..

    independiente y real como la vida misma

    Un saludo
    Altaír

    ResponderEliminar
  41. Me parece que ese mito del sexo débil ha terminado. Hoy en día las mujeres enfrentamos y superamos obstáculos con mucha fuerza e inteligencia.
    FELICES FIESTAS Y TODA LA PAZ

    ResponderEliminar
  42. El texto es fantástico, perooo... me da la sensación de que da por perdidas a las mujeres,nos muetra como seres caprichosos; no creo que sea así, o por lo menos yo intento hacerme entender y no jugar a la locura :)

    Te deseo lo mejor para estas fiestas navideñas, un árbol cargadito de sonrisas y besos + todo el amor del mundo para ti y los tuyos :)
    Abrazos desde el fondo de mi corazón

    ResponderEliminar
  43. Feliz Navidad...:

    Sentada mirando el cielo
    y después de haber recorrido un año de nostalgias y alegrías,
    solo queda el amor
    que sigue uniendo nuestras vidas.
    Vienen a la mente
    cada caricia tibia que nos han dado nuestros seres queridos
    y los sinsabores que nos ha tocado vivir.
    Estamos en Diciembre, mes de dicha y regocijo,
    de balances y caminos que uno debe tomar,
    pero siempre están aquellos
    que nos invita a brindar
    el abrazo de un hermano,
    cuando no tienes tus padres ya,
    y si tu todavía los tienes
    no te olvides del beso dar
    porque es muy lindo y tierno
    cuando te miran sin mas,
    son esos pocos momentos
    los llenos de felicidad,
    les deseo con cariño
    una Feliz Navidad.

    Besos de corazón a corazón_

    _Charo Bustos_

    ResponderEliminar
  44. Muchísima felicidad para ti Oliva.
    Un abrazo con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  45. Pasé por aquí a echar un ratito con tus cosas. Quiero aprovecharte, una feliz navidad. Te deseo lo mejor, para ti y para los tuyos.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  46. Me dejas alucinado con ese texto.
    Yo, que supero los 80, creo que he llegado con el matrimonio intacto -peleilla aparte- y con unos hijos titulados universitarios e independientes, porque siempre todos buscamos el equilibrio.
    Nunca fui mejor que me mujer, ni ella mejor que no. Es cierto que ella hace cosas, que yo no hago, como cocinar y planchar y otras que hago yo en exclusiva como ir al supermercado y conducir el coche. Pero verás que todas ellas se complementan. Ella cocina cosas que me gustan y yo traigo del supermercado lo que me pone en la lista. A ella no le gusta conducir, ni siquiera sacó carnet, y yo sigo siendo un fanático del volante, asustado un poco por miedo que a mi edad no supere las pruebas sicotécnicas de renovacion de carnet.
    O sea que el equilibrio es lo fundamental.
    En cuando al sexo....¿Que es, que ya no me acuerdo?. Sigo fantaseando con Las mil y una noches o con el Kamasutra, porque me gusta la buena lectura.
    Muchas felicidades y un beso navideño

    ResponderEliminar
  47. Vengo a desearte una Feliz Navidad.
    Mis mejores deseos para ti y los tuyos.

    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  48. No sé que decirte, nada más que muchísimas gracias por tus comentarios, que son más bien dignos de un angel o de un hada buena, disfruta estas fiestas y se muy feliz, recibe un millón de besos.

    ResponderEliminar
  49. El sexo debil ha sido mi aliento en las horas más dificiles de mi vida...¿sexo debil? Debil yo, que sin ella no se vivir.


    Recibe mi sincero deseo de ¡Feliz Navidad!

    Y que el Año Nuevo sea generoso con todas tus aspiraciones.

    Un abrazo

    Alejandro

    ResponderEliminar
  50. Feliz nochebuena mágica llena de amor, paz y felicidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  51. Maravilloso texto. Un abrazo y feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  52. Muchas Felicidades!!
    que la alegría inunde vuestra casa estos días así como el amor acompañe tus amaneceres
    que el 2011 os traiga muchos sueños y versos para forjar

    las mujeres somos aguerridas y forjadoras de un temple poderoso
    no más que a veces parece que lo olvidamos o nos quedamos dormidas entre algodones:)

    ResponderEliminar
  53. Si el y el teléfono me deja te diría lo mismo que Lía, no busquemos escusas que justifiquen nuestras malas acciones, por otra parte el castigo de abstinencia en una pareja no llego a comprenderlo porque, no es eso poner precio también?...
    Felicidades cielo y tienes toda la razón, todos deseamos encontrar esa magia navideña de nuestra infancia, a mi me la ha dado, momentáneamente, los cálidos brazos de mi mami.
    Besos

    ResponderEliminar
  54. Muy interesante texto...para reflexionar...verdaderamente por alguna razón maravillosa y única existimos así diferente y lo que parece valioso es tratar de ir más allá.

    Somos distintos, pero tan iguales
    somos humanos tan débiles,
    pero con tanta fortaleza.

    Somos dioses y diosas
    tan ocultos, tan sabios.
    Somos aventura y deconcierto
    todo un mundo por descubrir.

    Jugamos a no entendernos
    a no querernos,
    y nos deseamos tanto...

    En la profunda esencia del Ser
    el grito estalla como una estrella
    es el alma del Hombre
    es el alma de mujer.

    No hablan, sueñan
    el infinito brillo
    que une.



    Oliva guapa...me inspiró tu texto y ahí queda.

    Felicidad, disfrute y placer para todos tus dias.

    ResponderEliminar
  55. Yo lo que no entiendo es porque las parejas siguen viviendo juntas cuando ya hace años que el amor desapareció.
    Bueno, mentira, si que lo entiendo, es por no volver a casa de tus padres o quedarte en la miseria.
    Si la gente fuera económicamente independiente y los sueldos permitieran vivir holgadamente a cada uno otro gallo cantaría.

    Besos.

    ResponderEliminar
  56. Yo tengo un amigo que afirma que hombres y mujeres somos especies diferentes, prácticamente incompatibles.

    Me parece una exageración. Yo creo que se puede comprender a las mujeres y amarlas; pero nunca dejaréis de sorprendernos. Nosotros somos bastante más predecibles.

    Besos.

    ResponderEliminar