martes, 18 de enero de 2011

Ilusión óptica



Todo fue una ilusión óptica. Las repetidas imágenes que creyó ver, junto con cierta actitud provocativa se arremolinaron en un circuito opaco que le indujeron a considerar que era auténtico y concreto. Cuando le conoció, su percepción visual sintió cierta predisposición a interpretar y discriminar aquellos estímulos visuales conectados con sus escasos conocimientos previos y el letargado estado emocional de entonces. Por tanto, su cerebro se dedicó a transformar la información que captaron sus ojos en una recreación de la realidad externa, siendo tan personal, que adquirió una tonalidad emocional única. Y en aquel tiempo, entre tanta distracción, supuso que le sacó la lengua a la menor provocación. No podía ser, pero lo acababa de ver. La observó generosa, silenciosa y profunda, como la urna donde se guardan las reliquias. La deseó tanto que hasta hubo momentos en los que se sintió subyugada a esa caverna recóndita donde quedaba oculta, destapada en ciertos instantes por su risa hechicera. No pudiendo liberarse de su propia falsedad. Y luego llegó su voz, sus palabras y lo que decía claramente en los pasillos, en el parque, en la calle. Era el embajador que se esforzaba para progresar en las relaciones entre ambos cuerpos. Aunque ya aquel sentimiento ocasionado por la falta cometida se perdió en el tiempo.




¿Quién no tiene un cachorro de mentira?
¿Quién no le da su fiesta acostumbrada,
lo impone en campo imaginario?
¿Quién no draga o airea
su mínima mentira, sea gris o grandiosa,
y la lleva
donde los pájaros, las mariposas vuelan,
verdaderos, cada uno a lo suyo?

Ida Vitale

43 comentarios:

  1. Quien no está predispuesto a ver y se miente, y ve, y cree y sueña...
    Gracias por tu comentario, ya estoy totalmente recuperada, al menos del ojo

    ResponderEliminar
  2. Siempre intentamos adaptar a nuestras necesidades lo que vemos, oimos, olemos o sentimos. Un beso Oliva

    ResponderEliminar
  3. Me he quedado impresionada con el vídeo,pero he de decirte que siempre nos resulta más fácil,engañarnos que aceptar la realidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Oliva,ahora vuelvo, antes un consejo, si quieres encuadrar bien los videos divide las cantidades alto y ancho de la edición en HTLM por ejemplo, entre 1.2. El resultado lo cambias y ya está. Si está mal explicado me lo dices.Salu2.

    ResponderEliminar
  5. Jugar a imaginar e inventar la realidad es un juego delicioso, siempre y cuando seamos conscientes de que se trata de eso, de una creación de nuestra imaginación.
    No obstante, muchas veces sin estar jugando a ello, nos creamos ilusiones ópticas de lo que queremos ver. Es cuando debemos relativizar nuestras miradas y percepciones para no caer en falacias. No podemos olvidarnos de que todo es del color del cristal con el que se mire, y muchas veces podemos ser daltónicos...

    Espléndido texto, Oliva, inteligente y sutil, que junto con el vídeo que los ilustra tan acertadamente me ha encantado de veras.

    Un fuerte abrazo (real).

    ResponderEliminar
  6. Sutileza y magia. Y, como siempre, poema muy oportuno.
    Bs

    ResponderEliminar
  7. Un saludo a mis amigos invisibles, a la mujer de la última foto y al saxofonista.

    Dicen que hay ilusiones ópticas que nos salvan la vida. Otras sólo sirven para inventar prosas poéticas.

    Sea como fuere, te dejo abrazos con estufa.

    ResponderEliminar
  8. Las ilusiones pueden ser eso; imaginaciones o engaño de los sentidos. El quid de la cuestión sería, el ser siempre conscientes de la realidad.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  9. la mayor parte de las veces vemos en las cosas y en la gente aquello que queremos ver.La vida en sí misma es una ilusión óptica

    ResponderEliminar
  10. Me encantan esos juegos de ilusión óptica. Y es cierto, la vida tiene situaciones de auténtico truco... de vez en cuando es bueno salir de la realidad y dejarse "caer cuesta arriba" como las bolitas del vídeo ¿por qué no?

    dos abrazos y un beso

    ResponderEliminar
  11. La palabra es la fuerza de la tribu.
    Esa es la ventaja competitiva del poeta.
    Quien reinventa las palabras del grupo, quien elabora su discurso es tanto o más importante que quien caza.
    El poeta caza o recolecta palabras.
    Y con ellas emociones.
    ... Y relaciones.

    Adaptado de Hervé Le Tellier.
    Matemático y escritor.

    Tot aixó nomès per dir-te que cada vegada escrius millor.

    ResponderEliminar
  12. Siempre las ilusiones ópticas desfiguran la realidad (sabido por todos). Estaría bien tenerlas por un rato mientras creas a través de ellas, pero sin olvidar que solo son ilusiones ópticas.

    Entretenido el vídeo. con el cierre de un poema que viene al caso.

    Saludos cordiales Oliva.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  13. Es cierto la ilusión óptica nos puede jugar pasadas, incluso tenemos un punto ciego cerca del rabillo del ojo que es el causante de la mayoría de choques

    ResponderEliminar
  14. Las apariencias que no están en la realidad pero lo parecen, otras inventamos una realidad que nos acomode. Los trucos de la vida y de la mente.
    Estupendo texto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Cada uno disponemos de una visión de la realidad, deformada o no, pero nos aferramos a ella, y es difícil mentirnos a través de ese prisma que nos hemos forjado a través del tiempo.
    Besos, Oliva.

    ResponderEliminar
  16. La mente y el corazón son dos factores importantes que influyen considerablemente en el color y apariencia que adquiere lo que estamos viendo o hemos visto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Para vivir, quizá, necesitamos un poco, ficcionalizar nuestra existencia...

    ResponderEliminar
  18. Nada es lo que parece
    Además transformamos la realidad como el paisaje.
    Una ilusión óptica es real si no sabemos que era una ilusión. no?
    Además no existe otra realidad que la que nosotros podemos percibir...

    ResponderEliminar
  19. Siempre interpretamos lo que vemos y discriminamos para no ver todo.
    Creer que hay una realidad objetiva es una ilusión.

    ResponderEliminar
  20. Hay veces que creemos ver lo que no existe más que en nuestra imaginación, algunas veces nos estrellamos, pero otras... esas son las buenas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Yo no es que crea, es que creo...problemas de imaginación.

    ResponderEliminar
  22. Quien no sueña?

    el problema, es creerse los sueños, nada mas.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. ¿La ilusión surge del exterior o del interior? Siempre tengo la duda de si obedece a estímulos externos o si es un mecanismo para amoldar la realidad a lo que nos gustaría que fuera.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Ilusiones ópticas, siempre vemos lo que no es. Lo compolicado viene cuando las ilusiones las ve el corazón.

    Bss.

    ResponderEliminar
  25. Creo que todos vivimos de esas ilusiones ópticas... más o menos deformadas pero ahí están! es nuestra percepción de lo que nos rodea :D

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  26. yo insisto en usar una frase: instinto de conservación. Y aquí es válida también ya que considero que nuestro cerebro obra casi en forma independiente a nuestra voluntad tratando de que nuestra vida vaya por un camino menos abrupto. Suavizando situaciones, haciendo nuestra existencia lo más placentera posible, total de amargárnosla se van a encargar los factores exógenos

    besos oliva

    ResponderEliminar
  27. Qué distinto es a veces el mundo platónico de las ideas del mundo de la realidad... Muy interesante la relación entre esas ilusiones ópticas y el mundo como representación. Una entrada muy filosófica.
    Besos!

    ResponderEliminar
  28. "Por tanto, su cerebro se dedicó a transformar la información que captaron sus ojos en una recreación de la realidad externa, siendo tan personal, que adquirió una tonalidad emocional única."

    Y a partir de ahí cree un universo del cual me alimenté (y lo alimenté) por tantos años que me averguenza confesarlo.
    ¿Quién no tiene una mentira?

    La mía era enorme y usurpó toda mi vida.

    Un abrazo, querida Oliva.

    ResponderEliminar
  29. Paso a visitarte personalmente para presentarte el regalo “Arte y pico” porque tu eres parte de esa gran familia de bloggers a la que me enorgullece pertenecer, percibiendo sin medida, la calidez fraternal que ha enlazado los pilares de nuestra comunicación.

    Espera con ansia ser acogido en tus brazos desde este momento en Mis caricias del alma, dando por sentado que él lo sabe apreciar con profunda satisfacción...

    Una sonrisa te entrego para que se sumerja en el interior de tu alma y se aúne a la tuya.

    María del Carmen hoy y siempre!!

    ResponderEliminar
  30. ¿Cuál es el único ser que genera una necesidad de evadirse de la realidad inventando mentiras? aquel al que la realidad le produce sufrimiento.
    Nietszche.

    Lemaki te deso un feliz din de semana, besote preciosa

    ResponderEliminar
  31. A veces siento a la realidad como una gigantesca ilusión óptica, sucede siempre lo impredecible...
    Buenísimo el video.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Y para reforzar esa ilusión (óptica? Emocional?) Nada mejor que inventarse un embajador. Ya sabemos lo mentiroso y acomodaticios que pueden ser los diplomáticos!

    ResponderEliminar
  33. ¡Perfecto Oliva, sin más!
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Me sucede en ocasiones con tus textos que confundo los géneros o no los percibo claramente, quizás es error mio, aún así te lo comento aunque no tenga importancia...
    Los cosas no son como parece en determinados momentos, las ganas o las ilusiones nos juegan malas pasadas, y vemos sólo lo que queremos ver..

    ResponderEliminar
  35. Hola Oliva

    Muchas veces es complicado ver con claridad todos los hechos, hay tantas verdades como personas. Y otras veces, depende del estado de humor que tengamos. Ser objetiva cuesta mucho, pero no por ello hay que dejar de intentarlo y tal vez, así podamos discernir entre realidad y fantasía.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  36. Porque después de todo, vemos con los ojos y no con el corazón, quizá.

    ¡Saludos Oliva!

    ResponderEliminar
  37. Nos gusta la magia e imaginar...ilusiones opticas, sin perder de vista la realidad!

    Besos

    ResponderEliminar
  38. Algunas veces las cosas no son lo que parecen y la realidad tiene mucho de ilusión. En ese misterio inexplicable reside la belleza de las cosas.

    Besos imantados.

    ResponderEliminar
  39. La mentira está ahí. siempre en algún lugar. Siemrpe cerca. besos

    ResponderEliminar
  40. La realidad no siempre es la que nuestros ojos nos muestran, a veces hay que mirar mas adentro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Una ilusión óptica puede generar otras que nos impiden ver la realidad; cuando te das cuenta de lo que estás viendo puede gustarte o no el hecho de que lo fuera, o lo que ves de verdad.
    Un abrazo, Oliva, espero estés bien
    Besos

    Ío

    ResponderEliminar
  42. me encantan las ilusiones ópticas. Esta en concreto salió en el Hormiguero un día y me dejó flipada :)

    Saludos!!

    ResponderEliminar